Productos Destacados

¿Quieres sentirte pleno? Sirve a Dios

¡Sirve a Dios! Puedes hacerlo. Sirve a los demás, porque de eso se trata servir a Dios. Solo hay un don que Dios brinda y regala a todos los que lo desean de corazón: es el don del servicio. La mayoría quiere los dones impactantes: el de fe, el de hacer sanidades y milagros, el de profecía, pero pocos anhelan el don de servir. Y ese don es la clave para que lleguen los otros dones, de acuerdo a la necesidad que haya a tu alrededor. Lee hasta el f[...]

EL ABORTO NO ES LA SOLUCION

Nuestra fe cree en la vida, no en el aborto legal y gratuito, no en la muerte inducida a propósito en el seno materno. Nuestra fe cree en el poder del amor y la restauración, no en caer fácilmente en la separación y el divorcio de los matrimonios. Nuestra fe cree en el poder de la sanidad interior que produce perdonar y pedir perdón.[...]

Dependencia genuina de Dios

“¡Médico! ¡Médico!” Es el grito desesperado de los soldados en medio del tiroteo que arrecia en el intercambio de disparos. Gente en el piso, algunos agotados, llenos de temor ,y otros, más conscientes, animan a los desalentados, exhortan a los ociosos, levantan a los que están caídos y gritan desesperados por un médico para los que están heridos.[...]

La restauración incrementa tu valor

Seguramente conocerás a personas que tienen el dinero para dedicarse a una actividad muy particular: la restauración de vehículos a nuevo. Compran un vehículo viejo, casi siempre en un estado inactivo, con su chapa picada y su motor muy desgastado, e invierten tiempo y dinero en restaurarlo a nuevo. Muy bien, la consigna de su labor es dejarlo según el modelo original, lo más parecido al diseño original.[...]

Nuevos Productos