Productos Destacados

La imagen no es nada, el fruto es todo!

¡Eh, tira de las riendas! Las personas tienen derecho a decir lo que piensan de ti. Todos pueden hablar acerca de ti y de lo que te rodea, y hasta pueden juzgar tus intenciones creyéndose omniscientes. Tú y yo muchas veces tuvimos opiniones acerca de los demás y las expresamos, algunas fueron acertadas y otras erróneas. Por algunas, nos sentimos bien y por otras, tuvimos que pedir perdón por nuestro prejuicio desubicado. ¡Aprende esta gran lecció[...]

Permanecer es posible con la asistencia de Dios

El poder de Dios te capacita para PERMANECER; respalda tu vida abriendo puertas a oportunidades que otros no ven y que, si ven, no se animan a aprovechar. Otros las aprovechan, pero no se organizan para perseverar y crecer. Duran poco tiempo y abandonan. Eso marca la diferencia entre los que seguimos y servimos a Dios con CONTINUIDAD, y los que sirven a Dios sin ella. Los resultados están a la vista. [...]

Atrévete a dar buen fruto y prosperar

DAR BUEN FRUTO Y PROSPERAR es una consecuencia inevitable de tu buena relación con Dios. Así que recoge las hojas que cayeron de tu árbol y abona bien la tierra, porque un nuevo tiempo se acerca; la fuerza de la primavera hará que broten renuevos de ti que te darán crecimiento y la posibilidad de multiplicarte en el propósito de Dios. Tan solo creerlo es el impulso que hace andar el motor, luego, regulando en segunda velocidad, comenzarás a trans[...]

No me envidies Imitame

Cuando llegues a un punto en tu vida en que debas tomar decisiones significativas, recuerda que lo mejor que te puede pasar es hacerlo fundamentado en el propósito de Dios y basado en lo que la Biblia te enseña para que tomes decisiones acertadas. No importa lo que otros piensen, digan o hagan; tu mayor influencia es la voluntad de Dios para ti. Lo que sigue, lo disfrutarás o padecerás de acuerdo a la decisión, correcta o no, que hayas tomado. El[...]

Nuevos Productos